lunes, 8 de agosto de 2011

Cuando Curt Jurgens recorrió las estepas

MIGUEL STROGOFF,
EL CORREO DEL ZAR (1956)

Miguel Strogoff, el correo del zar ( "Michel Strogoff. De Moscou à Irkoutsk") es el título de una novela del escritor francés Jules Verne. Publicada en la "Magasin d’Education et de Récréation" ("Magazín de ilustración y recreo") desde el 1 de enero (volumen 23, número 265) hasta el 15 de diciembre de 1876 (volumen 24, número 288). Íntegramente, como un volumen doble, el 13 de noviembre del mismo año.

La novela de Julio Verne Miguel Strogoff, el correo del zar fue una de las más exitosas junto a La vuelta al mundo en 80 días y por eso no es de extrañar que el cine se interesara por las aventuras de ese militar zarista, indisciplinado y pendenciero, que debe recorrer las estepas rusas para entregar un mensaje al hermano del zar.
Debe de atravesar un terreno muy peligroso, las tribus tártaras se han levantado.
En 1956 Carmine Gallone rodó la adaptación más conocida de la novela aunque desde un punto de vista cinematográfico esté lejos de ser una obra maestra. Al contrario, adolece de lentitud y puntos muertos, no sacando provecho ni del paisaje ni de las innumerables peripecias del viaje.
Para encarnar al famoso aventurero se llamó al pétreo actor alemán Curd Jurgens, muy famoso en aquella época, ayudado por un generoso cinemascope, entonces una novedad técnica que encandilaba las plateas, y era ayudado por una mujer que se hacía pasar por su esposa. Nos encontramos con una grata sorpresa, Geneviève Page, la Doña Urraca de El Cid, una actriz de agradable presencia que sabe dulcificar las aventuras arriesgadas del inquieto capitán cosaco.
Como antagonistas otras dos sorpresas, Valéry Inkijinoff, el héroe de Tempestad sobre Asia, el alegato antiimperialista que aquí parece haberse pasado al otro bando ideológico, y la sinpar croata Sylva Koscina.
Decíamos que la película está lejos de ser redonda. El montaje es pésimo, hay muchos puntos muertos, escenas inútiles que se pierden en nada, el director parece inadecuado. Jurgens era un actor poco expresivo aunque encaja a la perfección con el físico del héroe verniano.

Geneviève Page y Curd Jurgens

Destaca la escena de arranque de la película, la mejor secuencia para mi gusto. Las hordas tártaras marchando mientras los postes de telégrafos son arrancados uno a uno. A pesar de sus defectos, de su falta de dinamismo, la película se convirtió en un referente para muchos cinéfilos que han disfrutado de su proyección a lo largo de su vida. Se ha convertido en un clásico de toda la vida, editado en DVD de forma harto lamentable, y en un título que aunque no es sólido si es entrañable pese a sus innumerables defectos cinematográficos.

Curd Jurgens

Sylvia Koscina

En la aventura verniana nos encontramos a dos reporteros (franceses por supuesto) que se dedican a ver las aventuras de Strogoff, que se hace pasar por un comerciante, a través de sus ojos. Un periodista es de izquierdas y otro de derechas, pero pese a sus diferencias ideológicas se entienden y se ayudan mutuamente.
Las estepas rusas son sustituidas por la ex Yugoeslavia, un país destruido hace pocas décadas, que en cierto modo muestran su parecido al de la entonces Unión Soviética. Tal vez este gobierno debía considerar imperialista las aventuras del correo del zar, tal vez es un paisaje cuyo clima sea poco adecuado para un rodaje occidental.
El éxito comercial provocó una secuela, Las nuevas aventuras de Miguel Strogoff donde por arte de birlibirloque desaparece el papel de la anterior protagonista que acaba por contraer matrimonio con nuestro héroe ahora ascendido a coronel. La aventura es poco verniana, pero esa narración recuerda a Beau Geste cambiando los desiertos árabes por el sur de Rusia en la época del imperio otomano o turcomano. Valéry Inkijinoff regresa aunque en un papel distinto y aún más episódico. Capucine es el nuevo amor de Strogoff, aunque echamos de menos al de la anterior película de cuyo destino no se dice nada.
Una maniobra comercial sin más y un título que jamás pasará a la historia. Esperemos que tarde o temprano tengamos una versión definitiva de la trepidante novela del gran Verne.


Miguel Strogoff
Título original: Michel Strogoff
Idioma: Francés
Género: Aventuras. Histórico
País: Francia, Italia, Alemania, Yugoslavia
Duración: 111 minutos
Año: 1956
Director: Carmine Gallone
Guión: Marc-Gilbert Sauvajon
Reparto: Curd Jürgens (Miguel Strogoff), Geneviève Page (Nadia Fédor), Valéry Inkijinoff (Feofar Khan), Henri Nassiet (Ivan Ogareff), Sylva Koscina (Sangarra), Gérard Buhr (Henry Blount), Jean Parédès (Alcide Jolivet), Jacques Dacqmine (El Gran Duque), Louis Arbessier (Zar Alejandro II), Michel Etcheverry (General Krisloff), Sylvie (Marfa, madre de Strogoff) Productor: Louis Wipf
Música: Norbert Glanzberg
Fotografía: Robert Lefebvre
Casa productora: Illiria Film

Nuevas aventuras de Miguel Strogoff
Título original: Le triomphe de Michel Strogoff
Idioma: Francés
Género: Aventura
País: Francia, Italia
Año: 1961
Duración: 118 minutos
Director: Viktor Tourjansky
Guión: Marc-Gilbert Sauvajon
Reparto: Curd Jürgens (Miguel Strogoff), Jacques Bézard, Capucine, Daniel Emilfork, Raymond Gérôme, Valéry Inkijinoff, Georges Lycan, Pierre Massimi, Pierre Mirat, Henri Nassiet, Albert Pierjac, Claude Titre, Simone Valère
Música: Christian Chevallier, Hubert Giraud
Fotografía: Edmond Séchan
Casa Productora: Fono Roma


1 comentario:

miquel zueras dijo...

Aunque Curt Jurgens se le recuerda sobre todo por sus papeles de general alemán también llegó a interpretar a un militar chino en "El albergue de la sexta felicidad". Veo que en la segunda parte de Miguel Strogoff aparece Daniel Emilfork al que dediqué un post hace unos días. Me alegra pasar de nuevo por tu interesante blog. Saludos. Borgo.

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...