domingo, 28 de agosto de 2011

Charlton Heston se autoparodió

CHUCK HESTON HOSTING SNL

SATURDAY NIGHT LIVE (1993)

Pues sí, en el famoso programa Saturday Night Live, en un episodio grabado en 1993, el propio Charlton Heston se autoparodió su papel en El planeta de los simios original, no en el de Tim Burton que entonces no se había rodado.
Se trataba de un programa de televisión simiesco donde los simios preguntaban a Heston porqué hablaba en un tono de programa de debate público caricaturesco.



En la película original se rodó este plano de apertura con los cuatro astronautas entrando en la nave, pero en la sala de montaje se eliminó. A Diane Stanley no la pudimos ver ni en fotografía.

sábado, 27 de agosto de 2011

Cuando el peplum era peplum 2

EL VIAJE DE
JASÓN Y LOS ARGONAUTAS


Hablábamos en otro post del enorme impacto taquillero de Hércules (1958) y Hércules y la reina de Lidia (1959) de Pietro Francisci, en la que ambas hacían referencia a los argonautas y su búsqueda del vellocinio de oro, aunque en el segundo título para mostrar el punto final del épico periplo. La suerte estaba echada y los estudios italianos no tardaron en rodar Los gigantes de la Tesaglia (1960) de Riccardo Freda basado en el mismo argumento aunque esta vez sin el forzudo héroe en sus aventuras.


Los gigantes de la Tesaglia es una producción muy modesta como casi todos los peplums de la época, excluyendo naturalmente los venidos de Hollywood, mejor dicho los producidos por las grandes firmas, que en este caso contaban con presupuestos espectaculares y generalmente mejores resultados. Dichas superproducciones solían rodarse bien en suelo español bien en suelo italiano, generalmente en Cinecitta en la que los grandes actores nacionales aparecían en papeles secundarios o de extras en algunos casos. Muchos consideraban este hecho una humillación pero eran películas rodadas en sonido directo en lengua inglesa y ya es sabido la gran torpeza que tenemos los latinos con el idioma de William Shakespeare.
El viaje a la Cólquida (actual Georgia en el este del Mar Negro) era un tema apetitoso y con posibilidades de una buena aventura y como veremos el cine y posteriormente la televisión no le dieron jamás la espalda. Esos héroes griegos que viajaban a bordo de la nave Argos (Orfeo, Cástor, Pólux, Peleo, Hércules, Teseo, Laertes, Atalanta — única mujer de la expedición, famosa corredora y arquera, y por cierto olvidada por el cine —, Meleagro...) que parten desde Yolcos para realizar una prueba que le permitaa Jason reconquistar el trono que le fue arrebatado de forma traicionera por el malvado Pelias.
Ray Harryhausen llevaba tiempo interesado en este argumento que rodó en tierras españolas, como es habitual, añadiendo en postproducción sus famosos muñecos articulados que alcanzaron gran importancia en el mundo de la animación.

Jasón y los argonautas (1963) está considerada una auténtica obra maestra. Cuando Ray Harryhausen recibió en 1992 un Oscar honorífico en homenaje y reconocimiento a toda su carrera, el actor Tom Hanks reconoció la película como una de las mayores obras maestras del cine aunque los críticos jamás la consideraron como tal, despreciándola por su fantasía. Pero la realidad es tozuda, en su día no tuvo éxito y se quedó sin rodar la segunda parte de la misma, cuando los argonautas regresan a Yolco para que Jasón recupere su trono, así como las peripecias del viaje de vuelta.
Todd Armstrong, Nancy Kovack, Gary Raymond, Michael Gwynn, Laurence Naismith, Niall MacGinnis, Douglas Wilmer, Honor Blackman, Patrick Troughton, Nigel Green formaron el reparto de tan grande película, no era una superproducción pero sí contaba con un presupuesto modesto pero superior al de los colegas italianos. Don Chaffey era su director, aunque la autoría siempre es atribuida a Harryhausen.

John Cairney y Nigel Green

En esta versión reaparece Hércules (Nigel Green) pero ya en su madurez, con una poblada barba grisácea para escapar de la imagen de Steve Reeves entonces tan de moda. Y también el personaje de Hylas (John Cairney) ausente en la película de Pietro Francisci, aunque se disimula su relación con el forzudo griego. Al desaparecer el muchacho en la isla desierta tras su encuentro con el gigante Talos, Hércules decide quedarse para buscarle.
Resulta curioso el fracaso comercial de esta película cuando en sucesivas reposiciones, pases televisivos y ediciones en vídeo se convirtió a la larga la más rentable de la producción de Harryhausen, prematuramente jubilado de la industria del cine por considerar sus efectos anticuados en el mundo moderno de la digitalización.


Pero para la historia quedan todas sus secuencias inolvidables como la del desfiladero de rocas que se cierran cuando pasan los barcos, el Simplégades, pero la aparición de Tritón, hijo de Neptuno o Poseidón, permite superar la prueba con éxito.
La escena de las arpías que atormentan a Fineo, el adivino, es también modélica sobretodo porque termina por darle un toque de humor en su resolución, aunque la secuencia cumbre es la pelea de Jasón contra los esqueletos armados y sus dificultades para vencerlos. ¿Cómo matar a quien ya está muerto?
Que a Harryhausen le negaran el Oscar a los mejores efectos especiales fue una injusticia flagrante. En España se tardó mucho en verse la película en las salas por ser considerada "poco comercial" y también porque Jasón rechaza la ayuda de los dioses y los trata con muy poca consideración.

En la mitología griega, las Simplégades, también conocidas como Rocas Cianeas o Rocas coincidentes, eran un par de escollos que flotaban y entrechocaban aleatoriamente. Los argonautas fueron los primeros que consiguieron superar con éxito este obstáculo, aunque habrían muerto aplastados por las rocas si no hubiera sido por el consejo de Fineo: Eufemo dejó una paloma volar entre las rocas, que perdió solamente las plumas de su cola. Los argonautas entonces remaron poderosamente para conseguir pasar, perdiendo solamente parte del ornamento del barco. Después de eso, las Simplégades dejaron de moverse y permanecieron inmóviles. A menudo suelen situarse geográficamente estas rocas en el estrecho del Bósforo.
Los romanos las llamaron cyaneae insulae.
En el Olimpo nos encontramos a Honor Blackman, famosa por su aparición en la serie Los vengadores antes de ser sustituida por Diana Rigg y que se convirtió en leyenda por su papel en James Bond contra Goldfinger (1964), aunque en este caso omitieran su lesbianismo por motivos mercantiles.
Blackman es aquí Hera, la protectora de Jasón a la que sólo puede ayudar en muy escasas ocasiones.
El irlandés Niall MacGinnis, el Menelao de Helena de Troya (1956) de Robert Wise, es Zeus, el más importante dios del Olimpo. Tiene ese punto de ironía y sarcasmo de tan paternal personaje.
Todd Armstrong y Nancy Kovack, Jasón y Medea, no son rostros muy conocidos. Dos actores norteamericanos que fueron escogidos más por su presencia física que por sus cualidades. Al igual que otros intérpretes parecidos sus carreras no fueron demasiado distinguidas y se les recuerda sólo por este título mítico de Harryhausen.
Tuvimos que esperar al año 2000 para que Jasón y los argonautas volvieran asomarse a las pantallas, esta vez televisivas. Los efectos digitales sustituyeron a los del gran Harryhausen, pero esta vez sí conocimos el destino de los argonautas. Brian Thompson es el nuevo Hércules, conocemos que ésta es su última aventura Fallece a causa de las flechas recibidas para conseguir el vellocinio y se convierte en constelación. Una muerte que nada tiene que ver con la mitológica a causa de una túnica que le entrega su mujer Dejanira con sangre envenada de un centauro.

Brian Thompson

Jasón y los Argonautas en Busca del Vellocino de Oro (2000) se distribuye en dos capítulos dirigidos por Nick Willing, con Jason London, Jolene Blalock, Dennis Hopper, Frank Langella, Natasha Henstridge, Derek Jacobi, Brian Thompson, Mark Lewis Jones. Estamos lejos de la obra maestra de Harryhausen, aunque nos encontramos con una producción modesta realizada con total dignidad.
Al menos no insulta al espectador como hacen las aventuras televisivas de Kevin Sorbo, pero los productos televisivos son demasiado rutinarios para brillar y para escribir páginas gloriosas cinematográficas. Es más, una producción que aprovecha el éxito de otra película para existir. Una película subsidiaria de otra.
Lo mismo podría decirse de Greek Gods and Goddesses: Jason and the Argonauts (2004) de Jean-Claude Bragard con Nick Brimble como Hércules.
Se anuncia finalmente Jason and the Argonauts: The Kingdom of Hades (2012) pero carecemos de datos sobre su contenido.




viernes, 26 de agosto de 2011

Cuando el peplum era peplum

HÉRCULES (1958)
HÉRCULES ENCADENADO (1959)

Steve Reeves y Sylva Koscina

Los amantes al peplum y sobretodo al cine mitológico estamos generalmente gafados. Tenemos que soportar bastardías infames como la serie Hércules de Sam Raimi con Kevin Sorbo, receptor de homenajes que parecen rechifla pero en fin ya sabemos el alto grado de friquismo que padecemos y como somos positivos recordamos al Hércules que nos gusta y nos olvidamos del que nos desagrada profundamente.
Me refiero a los peplums rodados en los años 50 y 60 que para nosotros son los más floridos que se han rodado pese a su falta de medios y que son fieles a la mitología tradicional, con creíbles ambientaciones artísticas y que llenaron parte de nuestra cinefília.
En 1958 triunfó Hércules de Pietro Francisci, con dos sex symbols en cabeza de cartel, Steve Reeves y Sylva Koscina. Stephen L. Reeves, culturista y actor estadounidense, que destacó en los peplum realizados en Italia desde finales de los cincuenta hasta mediados de los sesenta. Nació en Glasgow, Montana el 21 de enero de 1926 y falleció el 1 de mayo de 2000 en Escondido, California. Sylva Koscina fue una actriz italiana nacida en Zagreb, perteneciente entonces a Yugoslavia y hoy capital de Croacia. Sus trabajos más famosos fueron como heroína de «películas de peplum» junto a Steve Reeves en sus primeras apariciones como Hércules, aunque también llegó a trabajar con estrellas como Paul Newman y Kirk Douglas. Murió a los 61 años víctima de un cáncer de mama.
Steve había sido aclamado en 1948 Mister World, el hombre más bello del mundo, por sus dotes culturistas. Sylva es recordada por su megalomanía que empañó su carrera, pero también por ser una de las mujeres más bellas del cine italiano, cinematografía que se distingue precisamente por las bellezas de sus principales intérpretes muy fuera de lo común e incluso superior a las de sus colegas hollywoodenses.


La primera película de la serie Hércules, dirigida por el laborioso Pietro Francisci, estaba basado directamente en la mitología griega y los trabajos que tuvo que realizar Hércules para purgar sus errores pero al mismo tiempo es una versión distinta de la de Harryhausen de Jason y los argonautas rodada en 1963 en las que el famoso héroe mitológico hace su aparición.
Se utilizaron los decorados de Ulises (1954) de Mario Camerinio y Mario Bava que aún no se habían desmontado en Cinecitta.
Destaca sobretodo la fotografía del gran Mario Bava, futuro realizador de cine fantásticoy autor de varias secuencias de Ulises, con un presupuesto muy menguado que se sobrellevó con dignidad por parte del equipo creativo de la película. Su éxito provocó el auge del peplum y durante muchos años llenaron las carteleras de películas de temas mitológicos o históricos como la guerra de Troya o los últimos días de Pompeya. Steve Reeves se convirtió en estrella, aunque por extraño que parezca también en un icono gay por ser una de las figuras predilectas de este colectivo.
Sylva Koscina también pasó de convertirse en una actriz desconocida en famosa, alcanzando el estrellato en películas de género de todo tipo. Su aparición como Iole con su mínima minitúnica enseñando las piernas en una época en que la minifalda no se había inventado causó auténtico furor.

Resulta curioso, pero en el guión definitivo se eliminó las referencias a los amores homosexuales de Hércules, y a pesar de eso se convirtió en todo un icono por su presencia física que provocó numerosos admiradores y admiradoras.
La película mezcla varias mitologías, los trabajos de Hércules, la juventud de Ulises y los relatos de Jason y los argonautas en busca del vellocinio de oro, con parada en una isla de perversas amazonas tan mortíferas como atractivas.
El éxito provocó que al año siguiente apareciera con el mismo equipo Hércules y la reina de Lidia o Hércules encadenado como es distribuida en DVD.
En este caso Hércules desaparece por el hechizo de una mujer, Onfale que le hace olvidar quien es y le convierte en su amante en espera de darle muerte y añadirle a su colección.





Este díptico es modélico por su inteligente utilización de unos escasos medios que si bien triunfan en secuencias bélicas o íntimas fracasan cuando aparecen monstruos que rozan el ridículo como sus colegas japoneses.
Lo mejor son sus referencias eróticas como esa reina malvada de un reino perdido que se dedica a coleccionar esposos, o esas mantis religiosas de la isla amazónica de la primera entrega.
Tras el éxito de estas dos entregas el personaje pasó a otros directores como el gran Vittorio Cottafavi o el propio Mario Bava, más otros cineastas de tercera perfectamente olvidables. Finalmente el género decayó por la repetición y la saturación del mercado irrumpiendo los westerns europeos pero eso es ya otra historia.
Desgraciadamente salvo telefilmes aislados, Hércules ha tenido muy mala fortuna. En la serie arriba aludida, la de Sam Raimi y Kevin Sorbo, ha perdido sus señas de identidad y son una completa traición a las mitologías helenísticas que son base de nuestra cultura mediterránea. Eso es motivo de nuestro rechazo a esos subproductos mercenarios que están haciendo mucho daño al género que esperemos renazca algún día y nos vuelva a ofrecer títulos de mayor interés.




jueves, 25 de agosto de 2011

Un actor a la sombra de su personaje

81 AÑOS DE SEAN CONNERY

Sean Connery acaba de celebrar sus 81 años de vida en estos mundos de Dios, aunque en los últimos años alejado de la primera línea cinematográfica. Incluso en edades avanzadas ha sido un seductor en la pantalla, porque ya se sabe que cuando un hombre se vuelve mayor pasa a la categoría de "hombre interesante".
En cine un personaje le lanzó a la fama, me refiero al superagente 007 James Bond que le convirtió en estrella pero que también le encasilló durante muchos años. Es el estigma del éxito fácil, te mitifican pero también te tratan de limitar a una imagen determinada que es muy difícil borrar.
Connery ha rodado de todo, incluso trabajó para Walt Disney. Ganó un oscar por su papel secundario en Los intocables de Eliot Ness (1987) aunque fue etiquetado como el "peor acento de la historia del cine" porque su deje escocés siempre le traicionó.
Pese a todo es una leyenda viva que figura con letras de oro en las historias de cine.

Ian Fleming y Sean Connery

Martine Beswick y Sean Connery
Operación Trueno


Estreno de Sólo se vive dos veces, en presencia de la reina de Inglaterra isabel y de Dick Van Dyke que rodaba Chitty, Chitty, Bang, Bang en tierras inglesas para la misma firma de 007.


Un planeta de los simios japonés

SARU NO GUNDAN (1974)

Si, es cierto. Sería por el año 1974 o así que vi en una revista norteamericana una foto de un telefilme japonés titulado The Apes Cops, inspirado en El planeta de los simios, y me hizo cierta gracia. como la serie de ha puesto de moda últimamente gracias al éxito de el origen del planeta de los simios, me he puesto a buscar, rebuscar, indagar, investigar hasta dar con esa serie que todo el mundo ignora o ha olvidado. Hete aquí algunas imágenes sobre el particular.


Se trata de una serie televisión de 26 episodios de 27 minutos cada uno. Se titulaba en japonés, Saru No Gundan (1974) y tiene una adaptación en largometraje que en 1987 se distribuyó por los USA con el título Time of the Apes (1987). El enorme éxito de la película original provocó que Tsubaraya Productions, una productora del Imperio del Sol Naciente, hiciera algo que siempre han imputado al pueblo japonés: copiar.
Así pusieron manos a la obra y crearon una serie para televisión que no se distribuyó en el extranjero y que por eso nadie conoce, salvo quien suscribe que no lo podía dejar pasar por alto y ha intentado rescatar datos e imágenes para conocimiento de los aficionados a la ciencia ficción de habla castellana.


¿De qué trata esta serie cuyas imágenes son un tanto chapuceras tal como mostramos aquí? Pues de un salto en el tiempo accidental en el que una mujer y sus dos hijos acaban en un futuro en el que los simios dominan la faz de la tierra. Tal prodigio de originalidad no merece ser olvidado y sólo por eso lo cito.
Es pues una serie para niños protagonizada por Reiko Tokunaga (Kazuko Izumi/Catherine en DVD USA), Hiroko Saito (Yurika/Carolina), Masaaki Kaji (Jirô Sakaki/Johnny), Tetsuya Ushio (Gôdo), Kazue Takita (Pepe), Baku Hatakeyama (Gebâ), Wataru Ômae (Cabinet Minister Bippu), Hiroyuki Kawase.
Saru no Gundan ("Armada de los simios"). Tema del título compuesto por Toshiaki Tsushima y letra de Takashi Taka cantado por Masato Shimon y Dokoka de Ai ga ("Cualquier parte con amor"). Tema final compuesto por Toshiaki Tsushima con letra de Motoharu Abe cantado por Toshiko Fujita.
Directores Kiyo Sumi Fukazawa, Atsuo Okunaka. Guionistas: Sakyo Komatsu, Kouji Tonaka.

La acción comienza cuando los niños Johnny y Caroline visitan a su tío Charlie, un científico que consigue descubrir un sistema para hibernar simios y también personas. Pero va a estallar un volcán y el científico bonachón hibernará a los dos pequeños con una joven tía, Catherine. Cuando despierten se encontrarán que el mundo ha cambiado y se ha transformado en el planeta de los simios.

La tía Catherine y Pepe, una especie de mono hippie

En fin cuando despiertan se encuentran que los monos no son ya cobayas de los humanos y al revés. Al jefe de policía no le hace gracia que haya intrusos tan molestos en su zona y comenzará a perseguirlos, pero la tía encontrará pretendiente. Un niño mono les ayudará.
Desde un punto de visto técnico la serie es un auténtico desastre, las máscaras de simio son rígidas y los actores no pueden expresarse salvo moviendo la cabeza.
De hecho estamos lejos de una obra maestra pero sí de una serie simpática como las películas de Mothra y Godzilla de las que he hablado en otro lugar. si hubiera forma de pillarlas recomiendo verlas con un gran sentido del humor.



miércoles, 24 de agosto de 2011

Por Madeleine Stowe

LUNA DE PORCELANA (1994)

Hay secuencias antológicas en el subconsciente cinéfilo que marcan los sueños de cada cinéfilo. En Luna de porcelana está la famosa secuencia del lago que en el cine actual parece ya imposible de ver. Me refiero a una escena de seducción del protagonista masculino, Rachel (es decir Madeleine), casada con un violento hombre de negocios, engatusa a un policía (Ed Harris) para que le ayuda a realizar el crimen perfecto. Para ello dan un paseo en bote en un lago del estado de Florida, el agua está espléndida. Rachel se pone de pie, se quita la ropa ante la mirada atónita del policía y se zambulle a la luz de la luna.

Madeleine Stowe

En los años noventa, Madeleine Stowe se asomó en nuestras pantallas y nadie la olvidó. Se convirtió en nuestra musa mientras su carrera iba en crescendo con títulos como Sola en la penumbra, Vidas Cruzadas y El último mohicano.
Luna de porcelana es un thriller enrevesado. ¿Se puede engañar a la policía en una investigación de un crimen?
El cine siempre ha sido muy preciso. El orden siempre triunfa aunque esta victoria a veces no sea creíble. John Bailey no es un director muy creíble pero este filme menor está muy conseguido en sus escasas pretensiones. Aún así, siendo un filme menor, es más interesante que algunas superproducciones o blockbuster actuales que son espectaculares pero pobres de contenido.
En este título del que nos ocupamos lo mejor es sin duda el erotismo que desprenden sus imágenes, esa belleza serena y contundente de Madeleine está por encima de todo. Es el motor de la historia y de las complicaciones adyacente.
El guión es enrevesado, muestra una intriga que se complica cada vez más y los protagonistas se sienten atrapados en ella sin poder salir triunfantes. Nadie puede engañar a la policía, ni siquiera la propia policía. Ed Harris y Madeline Stowe están perfectos en sus papeles, también los roles secundarios de Benicio del Toro y Charles Dance.
Nos encontramos, como hemos dicho, en un filme menor que se ha convertido en un pequeño clásico. Pequeño pero matón y un título a recordar.

Madeleine Stowe y Ed Harris
la pareja unida en el crimen y la desesperación

Varias imágenes de Madeleine Stowe
la secuencia del baño en el lago a la luz de la luna

Luna de porcelana (1994) Título original: China Moon Género: Thriller País: Estados Unidos Duración: 99 minutos Dirección: John Bailey. Interpretación: Ed Harris, Madeleine Stowe, Charles Dance, Patricia Healy, Benicio Del Toro, Tim Powell, Pruitt Taylor Vince, Larry Shuler, Rob Edward Morris, Paul Darby, Theresa Bean

Ed Harris y Madeleine Stowe

lunes, 22 de agosto de 2011

El blockbuster de la semana


SUPER 8 (2011)

Hace un par de años os hablé de la nueva película de Star Trek de J. J. Abrams. Un reborn de la saga original, empezando desde cero, que cautivo a los trekkies ya maduritos que acudían a las salas acompañados de sus retoños haciéndoles pedagogía de las viejas series mitificadas en la actualidad y que para muchos han sido toda una vida repleta de recuerdos y de vivencias.
Súper 8, la nueva obra de mismo director, tiene también su punto de nostalgia de aquella ciencia ficción de antaño que bebía de las creaciones del entonces joven Steven Spielberg que en esta ocasión ejerce de productor ejecutivo.
Nos encontramos con rememoranzas de aquellas cutrillas, casposas pero simpáticas películitas rodadas en paso estrecho (9'5 mm, 8 mm, súper 8) que nosotros creíamos obras maestras cuando eran un coñazo del que años después nos avergonzábamos. En fin, todos hemos realizado pecados de juventud y no vale tenerlo en cuenta.
Aquí, en un pequeño poblado estadounidense, unos muchachitos quieren emular a Cecil B. DeMille con cuatro dólares y los elementos más increíblemente casposos para perpetrar su genial aborto fílmico. Pobres muchachos. Sin comerlo ni beberlo se ven mezclados en una aventura de verdad y qué aventura, con soldados de la U.S. Army y una misteriosa figura a la que apenas vemos y que nos inquieta no por lo que muestra sino por lo que oculta.
Esa primera parte nos hace soñar con una película mejor, un rizador de rizos ingenioso. Pero los blockbuster, las fanfarrias de las multinacionales, las piruetas fílmicas, la sucesión de saltimbanquis, efectos digitales bien condimentados para no dejar ni una milésima de segundos en punto muerto convierten la película soñada en un pasatiempo de palomitas de maíz y públicos domingueros.
Que todo está perfecto no lo voy a discutir, pero si eres cinéfilo soñador y romántico es mejor seguir buscando por las carteleras ofertas más atractivas. Para mí lo mejor son los créditos finales, que mucha gente que se precipita al macharse se pierde, con una sorpresa más que agradable que nadie debería perderse. No voy a desvelar detalles para no hacerle la pascua a los productores. Si se carecen de exigencias culturales se lo pasarán en grande.


Película: Super 8. Dirección y guion: J.J. Abrams. País: USA. Año: 2011. Duración: 114 min. Género: Ciencia-ficción. Interpretación: Joel Courtney (Joe Lamb), Kyle Chandler (Jack), Amanda Michalka (Jen), Elle Fanning (Alice), Gabriel Basso (Martin), Ron Eldard (Louis), Noah Emmerich (Nelec), Riley Griffiths (Charles), Zach Mills (Preston), Ryan Lee (Cary). Producción: J.J. Abrams, Steven Spielberg y Bryan Burk. Música: Michael Giacchino. Fotografía: Larry Fong. Montaje: Maryann Brandon y Mary Jo Markey. Diseño de producción: Martin Whist. Vestuario: Ha Nguyen. Distribuidora: Paramount Pictures Spain. Estreno en USA: 10 Junio 2011. Estreno en España: 19 Agosto 2011

sábado, 20 de agosto de 2011

Fallece el guionista del Drácula de Fisher

JIMMY SANGSTER (1927 - 2011)

Acaba de dejarnos Jimmy Sangster, el guionista galés que cambió la cara al cine fantástico con aquella obra maestra titulada Drácula (1957) del gran Terence Fisher. Era una época muy distinta a la nuestra porque podías ir al cine a ver una película del género sin salir avergonzado de la sala.
La Hammer inició el proyecto de revivir la serie de terror de la Universal, tras adquirir los derechos, tras el éxito inesperado de El experimento del Dr. Quatermass. Para ello se contrató a ese joven galés para que escribiera los guiones de La maldición de Frankenstein y de Drácula. Ni él, ni Fisher conocían las antiguas películas con los míticos Bela Lugosi y Boris Karloff. Prefirieron no verlas hasta después del estreno, mucho tiempo después, para no verse influenciados por los viejos clichés y volvieron a las fuentes literarias de ambos personajes. Es decir las novelas.
Las películas Universal en realidad estaban basadas en dos obras de teatro representadas en Broadway transcritas tal cual al cine en donde se habían eliminado muchos aspectos de las novelas originales. Así que Jimmy Sangster ignoró todo material y volvió a sus fuentes.
El resultado fue espectacular, añadiéndole un color intenso. El vigor de Fisher hizo el resto y a partir de entonces el cine fantástico ya no fue el mismo.
Hasta principios de los setenta, la Hammer capitaneó con autoridad la producción de cine fantástico en el mundo, aunque lamentablemente las nuevas tendencias les desplazaron hasta hacerles desaparecer de las pantallas.
Pero su época de reinado fue brillante y modélica.
Jimmy Sangster escribió muy buenos guiones, fue de los mejores de su tiempo y tal vez de toda la historia del género. Se convirtió en director, El horror de Frankenstein y Lujuria para el vampiro, pero no tuvieron el mismo éxito que los anteriormente citados.
Acabó en Estados Unidos con series olvidables como Banaceck y Cannon. Estuvo activo hasta Flashback - Mörderische Ferien (2000) y no se supo nada más hasta hoy que se ha comunicado su fallecimiento. Ya se sabe que es ley de vida y es hora de hacer balance de su carrera, muy positiva e importante aunque el buen cine ya no esté de moda.


viernes, 19 de agosto de 2011

Los japoneses también tienen caspa

GODZILLA CONTRA MOTHRA (1992)


Por pura chiripa me encuentro con un DVD en el Media Markt de Les Gavarres a menos de dos euros, así que por curiosidad lo adquirí. Se titula Godzilla contra Mothra (1992), se trata de Godzilla and Mothra: The Battle for Earth (1992) de Takao Okawara y no de Godzilla vs. Mothra (1964) del mismísimo Inoshiro Honda.
Godzilla es de sobras conocido por los frikkies de todo el mundo, no obstante es uno de sus mayores iconos. Para cinéfilos serios es un cine imposible de ver porque sus efectos especiales son chapuceros, sus diálogos simplones, guiones pueriles y puesta en escena rutinaria con actores que a veces dan grima. Sin embargo yo lo podría catalogar como películas simpáticas que se ven si se carece de exigencias artísticas.
Mothra es primero un huevo gigante, después una oruga y finalmente una mariposa gigante. Está guardado por dos pequeñas hadas, al estilo Campanilla, que cantan canciones durante la película y que pueden conversar con el gigantesco monstruo que en realidad es un guardián del universo que intenta salvar a la humanidad de toda clase de males.
Los efectos especiales naturalmente están lejos de los actuales, incluso en su época sus maquetas son más que evidentes y chirrían su artificiosidad.
En el guión primario nos encontramos siempre mensajes de corte ecologista. El trauma de la bomba de Hiroshima con su dantesco resultado derribó en cuestión de segundos al invicto Imperio Japonés, una derrota sangrienta y humillante que creó en la nación una sensación de impotencia y de temor que quedó reflejado en estas películas cuyo ecologismo no es en absoluto una operación comercial, políticamente correcta, como es ahora, sino que es sincero porque forma parte de su conciencia nacional.
Lástima que ese ecologismo no vaya unido a valores cinematográficos contundentes, su endeblez industrial es sorprendente proviniendo del país que vio nacer a cineastas como Akira Kurosawa, Hiroshi Inagaki, Kon Ichikawa, Kenji Mizoguchi y Yasujirō Ozu. Un cine con otro ritmo pero que muestra una interesante forma de ver la vida.
Las películas de las que me ocupo también tienen sus valores pese a su torpeza. Hemos de tener en cuenta de que Godzilla contra Mothra, versión 1992, es ya un filme de decadencia porque las primeras películas en su día impresionaron.
Impresionaron por un uso de las maquetas, que ahora se ven muy desfasadas, sino por ese aire fatalista y por el sentimiento de culpa. Como nuevos aprendices de brujo han desencadenado las furias del Averno por jugar con la madre naturaleza, el villano es un especulador, un capitalista que para enriquecerse provoca desastres naturales y no es castigado con la muerte, como en el cine estadounidense de raíz cristiana, sino que se da cuenta de que ha hecho año a su país y se arrepiente según la tradición taoista.
Nos encontramos con un producto de otra cultura y así es cómo lo debemos ver. En realidad es un reflejo de la conciencia de un país vencido y humillado carente de rencor, fiel a su religión que analiza y reflexiona pero que no cae nunca en el esquemático maniqueísmo.


Películas de Mothra
Mothra (1961)
Godzilla vs. Mothra (1964)
Ghidorah, the Three-Headed Monster (1964)
Godzilla vs. the Sea Monster (1966)
Destroy All Monsters (1968)
Godzilla vs. Gigan (1972) (stock footage)
Godzilla and Mothra: The Battle for Earth (1992)
Monster Planet Of Godzilla (1994)
Godzilla vs. SpaceGodzilla (1994) (also as "Fairy Mothra")
Rebirth of Mothra (1996) (also as "Mothra Leo")
Godzilla Island (1997)
Rebirth of Mothra II (1997) (as "Mothra Leo", "Rainbow Mothra", and "Aqua Mothra")
Rebirth of Mothra III (1998) (as "Mothra Leo", "Rainbow Mothra", "Aqua Mothra", "Light Speed Mothra", "Armor Mothra", and "Eternal Mothra")
Godzilla, Mothra and King Ghidorah: Giant Monsters All-Out Attack (2001)
Godzilla Against Mechagodzilla (2002) (stock footage)
Godzilla: Tokyo S.O.S. (2003)
Godzilla: Final Wars (2004)

LAS COSMOS


Keiko Imamura & Sayaka Osawa


Éstas son las Cosmos, las diminutas sacerdotisas cantantes de Mothra en los años 90. Las Peanuts ya se habían retirado en 1975 y se buscaron sucesoras que siguieron gozando del favor popular. Su misión es salvaguardar el equilibrio del Universo.



THE PEANUTS

Nacieron en Japón el 1 de abril de 1941. Evidentemente son hermanas gemelas. Famosas en el mundo de la música pop en los años 60 saltaron al cine en las películas de Mothra, la mariposa gigante de la Toho. Se llamaban Emi y Yumi, yo no sé quién es una y quién otra.
Aparecieron en las tres primeras entregas de la mariposa gigante y acabaron por robarle la película. Fueron unas de las pioneras del pop en el ex Imperio del Sol Naciente, del Japón americanizado y consumista que acabó por desplazar a Rusia (ex Unión Soviética) del segundo puesto en la Economía Mundial. Hasta 1975 grabaron muchos discos y su legión de fans era incontables.







Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...