sábado, 16 de octubre de 2010

Un icono en Blu-Ray

PLANETA PROHIBIDO

Planeta Prohibido (1956) de Fred M. Wilcox es actualmente todo un clásico de la ciencia ficción y uno de los pocos títulos que en la actualidad esquiva con inteligencia el ridículo de las series B norteamericanas con monstruos imposibles y grotescos. Gracias al Blu-ray lo he podido revisitar, ya que la versión DVD estaba descatalogada, recuperando esos delirantes mates de un planeta solitario con atmósfera similar a la terrestre habitada por un científico ya maduro, Morbius (Walter Pidgeon), y su hija Altair (Anne Francis). El reparto se completa con Leslie Nielsen, entonces conocido por sus series policiacas para televisión, medio en el que triunfó también la mencionada Anne Francis (Una rubia peligrosa).
Lo curioso de este film es su argumento. Como los efectos especiales en la época son muy deficientes, los autores los escatiman utilizando la astucia narrativa y la sugerencia.
En aquel planeta tan misterioso existió una extraordinaria civilización que desapareció en sólo una noche ¿porqué? Unos astronautas que llegaron de inspección acabaron en el cementerio improvisado y sólo sobrevivió Morbius y su hija Altair.
Si las imágenes del árido planeta deshabitado impresionan así como los vestigios de la civilización desaparecida, en cambio el argumento es completamente pródigo en ingenuidades como la chica minifaldera que provoca pasmo entre los varoniles astronautas.



Por ejemplo, los astronautas son todos masculinos blancos, ni mujeres ni negros, algo que en la actualidad provocaría las iras de la comunidad negra y de las feministas. El asombro que causa la minifalda de Anne Francis puede comprenderse en 1956, no ahora. En aquella época las mujeres no la utilizaban y era muy extraño que mostraran las extremidades inferiores. En la actualidad es muy corriente, sobre todo en los meses veraniegos, ver a centenares de personas con minifaldas o minishorts por la calle.

Pero en fin, conociendo que eran diferentes tiempos se comprende el desliz.
Desliz que contrasta con la inteligencia del argumento, ese simpático Robby el Robot que encandiló al público y que actualmente es todo un icono de la ciencia ficción. Lástima que sus siguientes apariciones cinematográficas, como ese Chico invisible (incluido en el Blu-ray) fueran tan deficientes, porque el equipo artístico sabe eludir la caspa en todo momento y torear la pobreza de los efectos visuales creando todo un clima de misterio, esos enigmas sin resolver del mundo que se perdió para siempre y una resolución genial.
Por eso Planeta prohibido se puede considerar el abuelo de la ciencia ficción moderna. Lejos estamos de esos alienígenas cabezones que en vez de terror nos dan risa por tan grotesca caracterización. Y queda para el recuerdo esa bella Anne Francis con su ingenuidad rayano en lo infantil pese a ser una chica muy cultivada con un nivel cultural extraordinario. La edición en Blu-ray es impecable.

No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...