martes, 14 de junio de 2011

Viaje al pasado

FRÍAS (CASTILLA Y LEÓN)

Leo en internet: Frías se encuentra en el Valle de Tobalina, al noreste de la provincia de Burgos, perteneciente a la comarca histórica de las Merindades y al límite de otra de las comarcas emblemáticas de Burgos: la Bureba.
Frías adquirió importancia partir de la concesión de su fuero por Alfonso VIII de Castilla en 1202. Como curiosidad Frías tiene el título de ciudad desde 1435, por disposición del rey Juan II
El castillo de Frías se alza sobre un peñasco conocido como La Muela, en la localidad de Frís, provincia de Burgos, asemejándose a un águila posada que otea el extenso valle de Tobalina, y a escasos metros del río Ebro sobre el que hay un puente medieval fortificado bastante bien conservado.
Su historia se remonta a las primeras fortalezas del siglo X. Tuvo un gran valor estratégico en su lucha contra los musulmanes. Fue entregado a la corona en 1202, por los Armengol. A finales del siglo XII el rey Alfonso VIII le concedió nuevas defensas.
En 1446 el castillo fue cedido a la familia de los Velasco, a Don Pedro Fernández de Velasco, duque de Frías, quien lo reformaría y restauraría. Como protesta, los habitantes se refugiaron detrás de las gruesas murallas, por lo que las tropas de los Velasco lo asediaron y lo cercaron en 1450 durante varios meses hasta que sus defensores se rindieron por hambre y sed.
Fue abandonado después de la guerra de la Independencia.

Hace una semana que pasé por Frías (Castilla y León), lo hice por varios motivos. Es la tierra de mis abuelos y demás antepasados que un día tuvieron que abandonar porque las oposiciones a funcionario público le destinaron a Euskadi y en el caso de mi padre a Cataluña. Una tradición que yo no quise seguir en su día y de la que no me arrepiento.
Al ser un lugar muy alejado de donde vivo en el presente tengo muy pocas oportunidades de visitarlo y de realizar una mirada atrás, al pasado familiar, pero no por ello dejo de sentir cierta nostalgia por estas calles medievales que parecen un decorado de película sobre el medievo como El Cid o El Valle de las Espadas, porque en ellas están mis raíces.
En un texto de Juan Manuel González leo: Es una diminuta ciudad de sabor medieval, ubicada en el extremo norte de Castilla, al lado del País Vasco; un territorio demográficamente casi desierto, pero lleno de historia y cultura… lejos de la polución y el bullicio de las grandes urbes. Frías, enclave norteño del Burgos de merindades y guerreros donde nació Castilla y donde se acunó la lengua que acabaría llamándose española.

Realicé, como es habitual, varias fotos para inmortalizar mi paso por esta ciudad, considerada la más pequeña de España, y en otros tiempos La centinela del Ebro. Se hace mucha cuesta arriba subir para poderla visitar, y se supone que era ideal para defenderse de ataques de los enemigos que se pudieran tener en aquellos remotos tiempos.
Quedan aquí las imágenes para poderlas disfrutar. Para mí fue un reencuentro nostálgico y sentimental difícil de olvidar.








No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...