sábado, 8 de junio de 2013

Recordando a Terence Fisher

TERRY PARA LOS AMIGOS
A Terence Fisher le conocimos en persona en octubre de 1976 en Sitges, era un hombre muy británico, muy amable y muy educado al que los aficionados de la época le trataban de forma familiar. Incluso le llamaban Terry, como si fuese ese abuelito venerable de las familias de antaño.
Lo que más me llamó la atención era su falta de arrogancia propia de colegas de esta piel de toro que siempre se echan flores  así mismos y denigran con inusual vileza a sus compañeros de profesión.
Terry Fisher al contrario era un caballero muy gentil de exquisitos modales.
Cuando sus películas aparecieron, entonces yo era un niño, los críticos las machacaron porque eran refritos de la Universal. A la Universal se la machacó porque eran refritos del Expresionismo Alemán. Yo crecí con la Hammer y por ese motivo sus recuerdos me son muy queridos y entrañables. Años después se mitificó al gran Fisher y se le utilizó para atacar a otros cineastas como Roy Ward Baker o Freddie Francis que para mi también son adorables.
Es la desgracia de los junta letras de rigor que sólo utilizan la cabeza para cepillarse la calva o para peinase si es que alguno tiene cabello. En fin, os dejo con el escrito de mi compañero Narcís Ribot Trafí.


No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...