domingo, 9 de junio de 2013

El primer "Hombre de Acero"

RECUERDO DE GEORGE REEVES
George Reeves (n. 5 de enero de 1914 – f. 16 de junio de 1959) fue un actor estadounidense de cine, teatro y televisión que apareció en importantes películas de finales de la década de 1930 a la década de 1950 y en una larga lista de películas tipo B, es mejor conocido por su papel de Superman en la exitosa serie de televisión Aventuras de Superman de la década de 1950 y por las especulaciones referentes a las circunstancias de su muerte.
Los más cinéfilos le podemos recordar como uno de los primeros pretendientes pelirrojos de Scarlata O’Hara en Lo que el viento se llevó. Cuando arranca la película, en la secuencia de presentación del personaje aparece en una escalera con dos hermanos pelirrojos , un de lelos es el actor que nos ocupa el cual tuvo muy mala suerte en la industria cinematográfica. Para la Warner protagonizó Lydia (1941) junto a la actriz Merle Oberon que fracasó en taquilla y ya se sabe que la taquilla en Hollywood no manda: impera.
Por ese motivo el pobre Reeves fue a parar a la Fox en producciones de bajo presupuesto, fue enrolado al ejército durante la Segunda Guerra Mundial y enviado al frente a luchar.
 
En 1951 protagonizó un modestísimo film de serie B, aunque más que B sería Z (= infimo), Superman y los hombre topo. Nadie esperaba nada de este título tan insignificante pero fue bien y se convirtió en el piloto de una serie de televisión titulada Las aventuras de Superman. Nadie creía en la serie, ni siquiera el propio Reeves, porque en aquella época la televisión estaba muy mal vista y era considerada de poca importancia. Nadie la quería patrocinar y estuvo un año en la nevera hasta que por fin Kellog’s se hizo cargo de su patrocinio. El éxito fue muy espectacular, Reeves se convirtió de la noche a la mañana en un actor popular al que reconocían por la calle y empezó a tener legiones de fans, sobretodos de edad infantil.
En España no llegó a emitirse, salvo un episodio, por dos motivos. En aquella época no había televisión en nuestro país, apareció una década después, y durante una temporada esos comics se prohibieron porque un obispo de cuyo nombre no quiero acordarme consideraba que los niños de la época, es decir nosotros, éramos tan lelos que comparábamos a Superman con Dios (?).

Reeves trabajó en dos temporadas de la serie que fueron un sonado triunfo de audiencia pero las cadenas televisivas pagaban en aquel tiempo sueldos de risa a los profesionales del medio por lo que el bueno de Reeves vivía en una situación precaria. A la tercera temporada intentó marcharse y romper el contrato, pero las cadenas le aumentaron el sueldo y le ofrecieron guiones de más calidad para la serie que hasta entonces había tenido un nivel mediocre.
El actor rodó un total de 104 episodios de la serie, sus compañeros siempre hablaban maravillas de él. Nunca fue un actor al que se le subió la fama a la cabeza y su modestia y compañerismo eran ejemplares. Pero si Superman le dio fama asesinó su carrera porque el público le asociaba con el Hombre de Acero y no le daban papeles distintos por lo que acabé por repetirse una y otra vez hasta caer en la monotonía.
Incluso trabajó en un episodio de I Love Lucy. Lucy Meets Superman (1956) en la que no dudó en autoparodiarse. Lucille Ball era toda una leyenda en aquella época y una figura ultrapopular alrededor del mundo, incluso sus shows llegaron a la incipiente Televisión Española.
Hubo proyectos de llevar la serie a la gran pantalla en condiciones pero no cuajaron, Reeves quiso dirigir películas pero no encontró productor. La serie a partir de la tercera temproa se rodaba en color, algo inusual en aquel tiempo pero los productores no creían demasiado en Superman. El 16 de junio de 1959, George Reeves fue encontrado muerto de un disparo en el hueso temporal en lo que fue catalogado por la policía de Los Ángeles como suicidio.
Mucho se ha especulado sobre su súbita muerte, la cancelación de la serie y sus escasas oportunidades profesionales, por no decir nulas. También se baraja la posibilidad de un homicidio, peo sea como sea su muerte jamás se aclaró.
Queda para el recuerdo la edición de sus series en DVD y Bluray así como los testimonios de su bonhomía, de su caballerosidad sureña. Sea como sea fue el primer actor que triunfó con Superman y que fue devorado por su personaje como sucediera años después con su sucesor Christopher Reeve. Pero eso es ya otra historia.

No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...