martes, 14 de agosto de 2012

Una de John Wayne

EL DORADO (1967)
En 1967 los cinéfilos acogimos con júbilo el estreno de El Dorado con John Wayne y Robert Mitchum, dos veteranos con gran solera, entonces considerados actores del ayer y que en el caso del primero se le despreciaba sobretodo por su ideología política.
En los sesenta había irrumpido el western spaghetti que en la actualidad es considerado de culto pero que en aquel tiempo era muy odiado por toda la cinefilia que ,lo consideraba cine ínfimo.
El spaghetti tenía tan poca estima por varios motivos, era deficiente técnicamente, incluso caía en el ridículo, infestó las carteleras durante muchos años, y era extremadamente violento. Sergio Leone en realidad calcó sus películas del cine japonés con un tempo distinto y una realidad distinta.
Su influencia llegó al propio cine hollywoodense como es el caso de Cometieron dos errores de Ted Post con Clint Eastwood recién llegado de Almería.
Así que al llegar El Dorado con todo el aroma del viejo y clásico western, ausente en nuestras pantallas durante la oleada spaghetti, se nos abrieron las puertas del cine. Yo la ví en un cine de Bilbao y menudo alegrón me dio su visionado en aquel tiempo. La disfruté a placer.

Comentarios sobre El Dorado en Diario de Cine 

La chica joven de El Dorado, nada que ve con Harry Carey padre e hijo, se llama Michele Carey y su vida en la gran pantallafue efímera, su marido la apartó de los platós tan pronto pisó el altar nupcial.
La vimos muy poco en cine, recuerdo Duelo de pillos (1970) de Burt Kennedy, un mediocre título, en la que Michele hacía de india minifaldera (?) junto a Frank Sinatra.
Duelo de pillos iba a ser la última película de Frank Sinatra que anunció su retirada del mundo del espectáculo, pero una vez jubilado al
crooner le entró el mono de los escenarios y regresó años después a las actuaciones especiales.
Frank Sinatra y Michele Carey en Duelo de pillos.

No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...