domingo, 15 de enero de 2012

El zar de todas las Rusias

EL ZAR (2009)
Ramilya Iskander y Piotr Mamonov
Hay gente que dice que el poder emana de pueblo, cree en la democracia y en la libertad. Otros dicen que es Dios, el gran creador, quien otorga el poder al monarca absoluto para que decida los destinos de su pueblo. Así han pensado casi todos los reyes, zares, emperadores y demás dictadores que hemos padecido durante siglos.
Uno de esos déspotas se llamaba Iván IV de Rusia, apodado el Terrible. En 1944 Sergei M. Eisenstein rodó Iván El Terrible, buscando un cierto paralelismo de éste con el camarada Stalin, entonces presidente de la Unión Soviética.
Dos años después rodó su segunda parte, La conjura de los boyardos que fue prohibida por la censura, que además cortó el rodaje de la tercera, Las batallas de Iván.

En 2009 nos llegó El zar de Pavel Lungin. Desgraciadamente el cine ruso tiene pésima distribución en España, debida a circunstancias que ya he hablado y sobre las que no voy a insistir. En esta cinta conoceremos los hechos que sucedieron tras el final del díptico de Eisenstein y de paso quien fue la segunda zarina, Mariya Temryukovna  (Ramilya Iskander en la foto), hubo unas siete durante su reinado, de la que se nos cuenta poco ya que según historiadores era musulmana convertida a la ortodoxia, analfabeta y manipuladora que falleció en el trono a los 25 años. La zarina Mariya fue quién sugirió la creación de los  Oprichniks (los perros del zar) para salvaguardar la seguridad del tirano. Consiguió el trono por su cara bonita, nunca mejor dicho, porque cuando el zar la vio por vez primera se quedó prendado de su belleza y la convirtió en su esposa y en zarina de todas las Rusias.



No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...