miércoles, 24 de noviembre de 2010

Adios a una musa Hammer

GRACIAS INGRID

Ingrid Pitt se nos acaba de ir, la hemos perdido para siempre aunque hacía años que su rostro desapareció de las pantallas por cuestiones de edad. Parece ser que nuestros actores no pueden envejecer en el cine y mucho menos las actrices que son marginadas cuando la primera arruga surca el rostro.
Siempre se nos habla de igualdad pero asistimos estoicamente a una de las más crueles discriminaciones habidas y por haber.
Ingrid trabajó para la Hammer en sus momentos de gloria, fue la condesa Erzsébet Báthory en Condesa Drácula, pero prefiero con mucho Las amantes vampiro de Roy Ward Baker.
Fuera de la Hammer recordemos El hombre de mimbre, una cinta extraordinaria e insólita nunca suficientemente valorada. Ingrid Pitt (21 Noviembre 1937 – 23 Noviembre 2010) apareció también en Un beso en el puerto con Manolo Escobar, Golfus de Roma con Buster Keaton y El sonido prehistórico de José Antonio Nieves Conde que supuso su debut en esta difícil profesión.
Las chicas Hammer siempre me agradaron porque tienen un físico atractivo, una fuerte personalidad y destilaban un cierto morbo. Ingrid no rodó demasiadas películas para mi gusto y la mayoría en papeles pequeños, destacando las que he citado. Pero ha sido una de las mejores vampiras cinematográficas sin ser comparsa de otros personajes como Drácula, su versión de Las amantes vampiro, adaptación de Carmilla de Sheridan Le Fanu, en donde no se oculta sus aspectos lésbicos o para ser más exactos bisexuales, siempre ha sido uno de mis iconos personales más queridos.

No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...