miércoles, 28 de noviembre de 2007

Reencuentro

NARCÍS RIBOT

Narcís Ribot y Salvador Sáinz, noviembre 2007

En el festival de Sitges de 1973 conocí a Narcís Ribot. Entonces éramos simples aficionados al fantástico, lectores de Terror Fantastic, adonde escribíamos cartas, y un año después inicié mi singladura con Vudú de Pierrot.
Narcís colaboró esporádicamente en este revista, pero la consecuencia de la misma fue que fanzines y revistas extranjeras me pidieran artículos. Mad Movies, Fandom's film Gallery y otras. Aficionado al cine fantástico español (Paul Naschy y Amando de Ossorio), siempre me las arreglaba para que escribiera artículos sobre estos personajes en los mencionados fanzines.
Entonces fue el fan número 1 del mencionado actor, alias "El Icono".
Posteriormente colaboró en Transylvania Express, en la revista Ancora de Sant Feliu de Guixols y editó el fanzine Dossiers Fantásticos hacia 1985, del que sacó dos números.
También fue colaborador del Festival de Cine Fantástico de Sitges de la era Ráfales antes del "tejerazo" de la Generalitat lo que provocó que algunos miembros del fandom nos volviera la espalda para hacerse amigos de los usurpadores.
Cuando aconteció el follón de El aullido del diablo, fue de los pocos que me apoyó. El fandom español es así, insolidario hasta la médula.
Más adelante, Narcís ingresó en un seminario y hacia 1992 se ordenó sacerdote. Actualmente ejrce en la parroquia Sant Martí de Sardanyola. Sin embargo, dado su cambio de rumbo, la amistad no se perdió y ha continuado hasta la actualidad.
Problemas que no vienen a cuento narrar han provocado que desde agosto de 1993 no le haya visto a ver, fue en el plató de Don Jaime el conquistador.
Como esta mañana tenía que pasarme por Barcelona le llamé y nos hemos reencontrado tras 14 años y hemos almorzado juntos, recordando viejos tiempos. En la actualidad continúa con su sana cinefilia y ha fundado un cine club en su parroquia. Es un gran erudito de cine fantástico, especialmente la Hammer, además de otros temas como música clásica, emperadores romanos y ajedrez.
Los aficionados actuales no le conocen, pero sin embargo me ha parecido oportuno presentárselo. Muy pocos faneditores actuales podrían competir con él.
Narcís es, sin ninguna duda, uno de los mejores amigos que he tenido dentro de este extraño mundillo de aficionados al fantástico y uno de los más nobles personajes con lo que me he encontrado a lo largo de esta azarosa vida.

5 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Siempre es buena cosa reencontrarse con un antiguo amigo.

filomeno2006 dijo...

Envíe un e- mail al programa "Cowboys de Medianoche" de la Cadena Cope, de Luis Herrero- Tejedor, para que hablasen de Amando de Ossorio, pero no he obtenido contestación

Salvador Sáinz dijo...

A Ossorio se le quieren ignorar, pero fue para mí uno de mis mejores amigos en el mundo del cine.
Este comentario lo he sacado porque el fandom actual ha olvidado a uno de sus pioneros que un día tomó una decisión insólita. Se hizo sacerdote. Recuerdo que acudía a los rodajes de mis películas, a las presentaciones. Un día le presenté a Carla Dey que se quedó literalmente de piedra cuando le expliqué que mi amigo entonces era seminarista.
Fue una decisión que el fandom no comprendió.

M.Peinado dijo...

La prensa, ya sea radio, TV, o escrita, es así. Escriben lo que ven oportuno.

Yo tuve una experiencia con "Tiempo", revista que me pareció seria. Me entrevistaron por e-mail a propósito de la Wikipedia. Luego usaron sólo la parte de la entrevista que vieron oportuna e incluso alguna cosa se sacaron de la manga, como que yo era bibliotecario de Wikipedia. Cosa que ni he sido ni quiero ser.

Saludos.

Salvador Sáinz dijo...

Yo fui jefe de prensa en el Festival de Ibiza y eso lo viví cada día. En las declaraciones de los realizadores o actores en las ruedas de prensa ponían lo que les daba la gana, por eso mucha gente no lee la prensa porque carece de credibilidad.
Un caso de manipulación evidente fue cuando organicé Reus Cinema Internacional en 1989. En una crónica reventaron la selección de películas.
En otra columna por la misma periodista se alabó la programación de las películas previstas en el cine Club del centre de Lectura de Reus.
La sala de proyección era la misma, las películas eran las mismas.
Si estos títulos los programaba el Centre de Lectura eran geniales, pero si los programaba yo una birria.
Aquí se ve la mala fe, los intentos descarados de manipulación partidista en función de los intereses mafiosos de un ayuntamiento al que le gustó mucho la idea del festival y deseaba deshacerse de mí a cualquier precio para organizarlo con sus amiguetes como han hecho en la actualidad.estruch

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...