martes, 8 de abril de 2014

Las aventuras de Sherlock Holmes y el Dr. Watson

UN SHERLOCK HOLMES SOVIÉTICO

Títulos: Las aventuras de Sherlock Holmes y el Dr. Watson. Conociéndose y La firma siniestra.
Título original: Prikljuchenija Sherloka Holmsa i Doktora Vatsona. Znakomstvo i Krovavaya_nadpis
Director: Igor Maslennikov
Actores: Vasili Livanov (Sherlock Holmes), Vitali Solomin (Dr. Watson), Rina Zelyonaya (Mrs. Hudson)
Año: 1979
País: Unión Soviética
Duración: 133′

 En unos foros supe de la existencia de estos dos telefilmes sobre el gran Sherlock Holmes producidos en los estudios soviéticos. Naturalmente despertó mi curiosidad, los busqué, los localicé y por fin los visioné para poderlos comentar en este Diario de Cine.Siempre se ha tenido en Occidente una imagen tristona de la extinta Unión Soviética, como si fuera un país gobernado por el Servicio de Pompas Fúnebres, pero nada más alejado de la realidad.
No voy hacer aquí ningún mitin político ni a favor ni en contra de dicho sistema político, sólo constatar que la imagen que se nos ha dado es infundada y absurda. El pueblo ruso o soviético siempre fue un pueblo como los demás con sus ilusiones, sus grandezas y sus miserias.
Y en la televisión no podían faltar series sobre el gran detective realizadas con toda corrección.
Vasili Livanov es el actor ruso que encarna al famoso inquilino de Baker Street, un personaje que tiene sus matices y su sentido de humor irónico. En los dos telefilmes que he visto el primero se dedica a presentar a los personajes, la llegada del doctor Watson al domicilio en donde se muda para compartir piso con el detective.
Luego conocemos un par de casos resueltos con la maestría habitual. Se critica la falta de eficiencia de la policía oficial, el inspector Lestrade es siempre presentado como rutinario o torpe.
La ambientación inglesa está muy conseguida, así como la descripción de los caracteres.
Sorprende el segundo de los episodis en donde casi se justifica al criminal que no por ser letal es el villano de la situación ya que sus víctimas fueron verdugos previamente.

 Los tópicos de esta clase de relatos no son dejados de lado. Esta clásica flema británica, esa forma “civilizada” de abordar los problemas sin despeinarse siquiera. Casos generalmente complicados en donde cada pequeño detalle puede proporcionar una pista que nos lleve al descubrimiento del enigma.
Todo ello realizado con pulcritud y discreción. Una sorpresa agradable de ver y una recomendación para nuestros lectores amantes de este tipo de película.



No hay comentarios:

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...